5
(5)

Quién es Marco Marino

Cada persona tiene unas habilidades en las que suele destacar. Y eso hace que le guste una determinada actividad sobre las demás.

Si te gusta el ajedrez, seguramente eres de los que suele ganar a sus amigos o familiares.

Pero si quieres seguir avanzando ¿sabías que puedes llegar a alcanzar la maestría en ajedrez?

Sobre mí

Marco Marino

Mi nombre es Marco Marino y soy jugador, monitor, organizador y árbitro de ajedrez.

Cuando era muy pequeño, mi padre me enseñó los movimientos de las piezas de ajedrez. Pronto se convirtió en una diversión en la que era capaz de competir contra mi padre.

Mi padre tan sólo conocía los movimientos de las piezas. Eso favoreció que con 7 años ya le ganaba más partidas que las que perdía.

La afición al ajedrez aumentó cuando descubrí que había campeonatos. A partir de ahí comencé a jugar en mi club, y a participar en los torneos oficiales.

También me interesé por los aspectos organizativos obteniendo los títulos de monitor regional y árbitro regional.

Actualmente soy árbitro de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE).

Tu camino en ajedrez lo tienes que andar tú

Te puedo ayudar a evitar rodeos para que recorras el camino lo más recto posible.

Pero es tu camino y será tu esfuerzo. Como decía Yoda a Luck, en Star Wars:

No. No lo intentes. Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes.

Aquí encontrarás información sobre ajedrez y también material como tableros, piezas, relojes, o libros que te pueden ayudar en tu travesía hacia la maestría en ajedrez.

También puedes encontrar bolígrafos para anotar tus partidas y café para mantenerte despierto cuando estudies ajedrez. Sin olvidarnos de los artículos de moda, para que todos sepan cual es tu afición.

árbitro FIDE de ajedrez Marco Marino
Marco Marino y Pepe Cuenca
Jugando contra GM Pepe Cuenca
Marco Marino y Ruslan Ponomariov
Junto al campeón del mundo GM Ruslan Ponomariov

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.