Mejores libros de partidas de ajedrez

5
(6)
libros de partidas de ajedrez

¿Qué hay que hacer para mejorar en el juego del ajedrez? La respuesta está clara: ¡Hay que estudiar libros de partidas de ajedrez de los mejores maestros!, pero… también hace falta que alguien te las explique.

Si sólo te limitas a ver partidas, no conseguirás demasiado. Sin embargo, si las partidas están explicadas por un buen maestro del juego, lograrás resultados sorprendentes. Y para lograr este objetivo, hay que ver juegos comentados de buenos libros de partidas de ajedrez, que te expliquen los planes que los grandes jugadores llevan a cabo.

Nuestra selección de libros de partidas de ajedrez

Vassily Ivanchuk: 100 Partidas Selectas

  • Autor/es:  Kalinichenko, Nikolai

Vassily Ivanchuk es uno de los jugadores más sobresalientes de los tiempos modernos. Ha finalizado primero en todos los grandes torneos del mundo, a veces con extraordinaria supremacía y siempre con un profundo ajedrez creativo. Es adorado por los amantes del ajedrez, admirado (¡y temido!) por sus colegas Grandes Maestros, que no tienen ningún reparo en reconocerle como un verdadero genio del tablero.

Para este libro, el Gran Maestro por correspondencia y experimentado autor de libros de ajedrez Nikolay Kalinichenko ha seleccionado 100 de las mejores y más instructivas partidas de Ivanchuk, explicando sus ideas y planes para jugadores de club y aficionados en general.

Ivanchuk es conocido por su amplio repertorio de aperturas. Puede jugar casi todo. Cuando aparece en escena una nueva apertura, Kalinichenko presenta una breve introducción a la misma, ofreciendo de esta manera un recorrido panorámico de la teoría de aperturas actual. El resultado de esta obra es un viaje fascinante y gratificante a las imprevisibles ideas de este artista del tablero, y llena un vacío en la literatura de ajedrez.

Garry Kasparov: “Ivanchuk es un jugador situado en la primera categoría de ajedrecistas, un grupo, por ejemplo, al que no pertenecen jugadores de la talla de Gelfand y Topalov. Aronian está cerca, pero todavía no lo ha conseguido. Ivanchuk continúa la línea de los grandes jugadores que nunca llegaron a ser campeones del mundo, tales como Keres y Korchnoi. Sin embargo, de alguna manera, se puede decir que les ha superado: Ivanchuk ha finalizado por delante de mí y de Karpov en torneos, mientras que sus grandes predecesores nunca lograron tales éxitos, ni tampoco finalizar por delante de toda la elite de su tiempo”.

Mis sesenta mejores partidas

  • Autor/es:  Fisher, Bob

Desde su explosivo comienzo como niño prodigio del ajedrez, Bobby Fischer ha aportado más vitalidad, emoción y controversia que ningún otro jugador de la historia.

En este libro Fischer analiza sus partidas más representativas e importantes, muestra sus razones estratégicas y tácticas, destacando sus ocasionales errores y cómo evitarlos.

Con respecto al juego del adversario, Fischer interpreta las acciones de sus oponentes y revela las anotaciones a realizar en medio de la tensión de los torneos internacionales. Se trata, por tanto, de un volumen imprescindible para la biblioteca del aficionado y del profesional.

Mis geniales predecesores. Volumen 1

  • Autor/es:  Kasparov, Garri Kimovich

“Este es, probablemente, el libro de ajedrez que con más placer he leído”, ha escrito el británico Nigel short, derrotado por Gary Kasparov en la final del campeonato del mundo de 1993, en su crítica para el Sunday telegraph.

En esta edición española, que corrige los errores de las anteriores publicaciones, rusa e inglesa, el lector quedará impresionado por la sabia mezcla que logra Kasparov entre su condición de número uno indiscutible desde 1985 y su pasión por la historia. En su profundo análisis de los campeones del mundo – y de los jugadores que dejaron honda huella sin lograr el trono- el autor sitúa a cada uno en su época y colecciona los rasgos psicológicos que influyeron en sus partidas. Y al glosar éstas, Kasparov fusiona todos los análisis que el aficionado pueda desear, los efectuados en su día por los protagonistas y sus contemporáneos, los posteriores de los grandes maestros, los de las computadoras más potentes de nuestros días, y los del propio Kasparov, quien pone un especial cuidado en distinguir las fuentes para un mayor disfrute del lector.

El pasado, el presente y el previsible futuro, se funden en este primer volumen de esta magna obra que constará de cinco tomos. Dado que la calidad de las partidas crece a medida que se acercan a nuestros días -todos los campeones aprendieron de sus predecesores-, cabe preguntarse: ¿qué dirá short cuando lea las siguientes entregas?

Mis geniales predecesores. Volumen 2

  • Autor/es:  Kasparov, Garri Kimovich

Gary Kasparov era todavía un niño cuando Mijail Botvinnik (1911-1995), el Patriarca del ajedrez soviético, vio en él a un futuro campeón y a un revolucionario, y lo acogido como alumno favorito en su escuela especial para grandes talentos.

Por muy clarividente que fuera Botvinnik, no podía imaginar que aquel inquieto mozo azerbaiyano diseccionaría 30 años después las partidas de todos los campeones del mundo con una profundidad ejemplar.

En este segundo tomo, Kasparov analiza el estilo científico que definió a su querido profesor, la armonía casi poética de Vasili Smyslov, la mente volcánica en permanente erupciones de Mijail tal y la coherencia y disciplina mental del único campeón no nacido en la URSS (o Rusia) de quienes reinaron entre 1927 y 1972, el holandés Max Euwe.

La obra se completa con un tributo a la justicia: Paul Keres, David Bronstein y Efim Geller fueron campeones sin corona, no alcanzaron el trono por mala suerte o por haber nacido unos años antes o después, y es justo que figuren en esta galería de reyes diseccionados, cuyos rostros pueden observar se en 64 páginas (¡una por cada casilla del tablero!) dedicadas a fotos.

Sostiene Kasparov que cada campeón tiende a fosilizarse, a dormirse un poco en sus laureles tras el periodo de máxima creatividad. Pero él nos muestra ahora el néctar de cada uno de los genios, que él mismo libó para convertirse en el mejor jugador de la historia… quizá hasta que otro genio haga lo mismo con sus mejores partidas.

Mis geniales predecesores. Volumen 3

  • Autor/es:  Kasparov, Garri Kimovich

Galopaban los convulsos años sesenta cuando un sordo genial, como Beethoven, nos recordó que la belleza del ajedrez no sólo se encuentra en los sacrificios románticos.

Muchas partidas de Tigran Petrosian impresionan porque un hilo melódico une los movimientos hasta el desenlace, casi siempre elegante. Aunque el armenio solía escuchar a Chaikovski antes de sus duelos, otro campeón del mundo, Mijail Tal, comparó su arte con el de Liszt, tal vez por la gran complejidad que les une: las sonatas para piano del húngaro son tan difíciles de interpretar como las sutiles maniobras de Petrosian. Amagos por la izquierda para lanzarse por la derecha, entregas de material a largo plazo y profilaxis previas incluso al pensamiento del rival definen a un genio, injustamente etiquetado por sus empates sin lucha.

Algo similar ocurre con su sucesor, Boris Spasski, a quien podemos comparar con Mozart por el inmenso talento de ambos, si bien el austriaco era hiperactivo y el exsoviético, hoy francés, un as de la vagancia. Sin embargo, y a pesar de que casi siempre hablamos de él como un actor secundario de la gran película de Bobby Fischer, Spasski es uno de los grandes de la historia, el décimo campeón del mundo, con todo el mérito.

Su obra y la de Petrosian pueden escucharse en este libro bajo la maravillosa batuta de Gary Kasparov, quien además hace justicia con cuatro que no fueron campeones pero sí virtuosos: Gligoric, Polugaievski, Portisch y Stein, los teloneros de lujo de un concierto magistral.

Mis geniales predecesores. Volumen 4

  • Autor/es:  Kasparov, Garri Kimovich

Un genio, Gary Kasparov, analiza minuciosamente a otro genio, Bobby Fischer, en uno de los libros más interesantes que pueden escribirse sobre ajedrez. Son dos de los jugadores más carismáticos y revolucionarios en más de quince siglos de historia documentada, pero muy distintos entre sí.

Fischer tuvo una infancia muy dura en un país, Estados Unidos, donde el ajedrez se cuida mucho en los colegios pero no es popular como profesión. Sin embargo, sus triunfos apabullantes contra las estrellas soviéticas llegaron en plena guerra fría, y eso le convirtió en un héroe nacional, que además conmocionó el deporte mental: millones de personas se iniciaron en el juego de reyes gracias a él.

Cuando Fischer se proclamó campeón del mundo, en 1972, Kasparov era un niño de nueve años, destinado por su madre a ser campeón del mundo de ajedrez, y educado especialmente para ese fin con un entorno muy favorable en un país donde ser ajedrecista era una profesión muy honorable.

Es casi imposible que un jugador, cualquiera que sea su nivel, no disfrute de las partidas de Fischer. Por tanto, resulta lógico que el autor de este libro se esmere al glosar la obra del genial campeón en el volumen 4 de mis geniales predecesores. Un libro imprescindible que incluye también 64 páginas de fotografías.

Mis geniales predecesores. Volumen 5

  • Autor/es:  Kasparov, Garri Kimovich

Tres personajes fascinantes, mucho más allá de su condición de ajedrecistas, fueron las grandes estrellas del deporte mental entre 1975 y 2005. El más joven, Gary Kasparov, radiografía en este libro con su habitual precisión y brillantez la obra de los otros dos, Viktor Korchnoi y Anatoli Karpov, que tanto le enseñaron.

Esas tres K tienen en común una vida novelesca, y además representan tres maneras de entender la vida en la extinta URSS. Korchnoi y los disidentes; Karpov y la vieja guardia del Kremlin; Kasparov y la perestroika.

Pero si hablamos sólo de ajedrez, los tres son mitos. Nadie cuestiona que Karpov y Kasparov están entre los cinco mejores de todos los tiempos.

Korchnoi no fue campeón del mundo porque sus mejores años coincidieron con los de Bobby Fischer y Karpov, pero aún hoy, pelea con la élite en una hazaña de longevidad deportiva.

El lector disfrutará en estas páginas de muchos de los combates más memorables mantenidos en el tablero durante el último cuarto del siglo XX, así como de las valiosas aportaciones e interpretaciones de Kasparov. Y, cuando llegue a la última página, probablemente estimará injusto que ajedrez no se escriba con K.

Tipos de libros de ajedrez

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Última actualización el 2021-06-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados